barra1.png

ensayo

portadaLTM 300 px.jpg

Las tres madres de Federico García Lorca  
Marisol Téllez 

Marisol Téllez pudo haber conocido a Federico García Lorca. Los jóvenes de ambas familias andaluzas coincidían en el Madrid de los años 20. Compañeros de aulas, amistades e intereses hacia el fin de la guerra civil, junto a tantos otros, se dispersaron al salir a un exilio obligado. Téllez tenía apenas dos años de edad. Tragedia que se convirtió en la referencia constante entre las amistades que después frecuentaban las varias casas del exilio familiar, primero en México y luego en Chile. De allí nació la admiración por el poeta, y también una enorme curiosidad por las circunstancias de su obra. Y sobre todo, el papel destacado que en su génesis adquieren las mujeres de la casa: su madre Vicenta, sus nodrizas y criadas, pero también la primera mujer de su padre, doña Matilde, a quien no conoció pero escribió una vez sobre su retrato que “podría haber sido mi madre”.

Marisol Téllez, médico cirujano, hizo sus estudios en Chile. Investigando en documentos y testimonios de quienes conocieron al poeta, y hablando con familiares y amigos, Téllez aventura – probablemente por primera vez – hasta qué punto “las tres madres” pueden haber tenido influencia decisiva en algunos de los temas centrales de la obra de García Lorca.

cosas portrucha.jpg

Cosas que no caben en una maleta
Enrique Criado

Esta obra es el fruto de los tres años en que el autor - diplomático de carrera- vivió y trabajó en Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo. No es este libro una guía de viajes, ni unas memorias, ni un diario, ni una sesuda reflexión sobre el conflicto de los Grandes Lagos. No busque aquí el lector la dirección precisa de un hotel o el horario de apertura de un restaurante. Tampoco ha pretendido Criado lanzarse a la redacción de un tratado antropológico sobre las más de cuatrocientas tribus que pueblan el Congo, ni un manual sobre su apasionante historia. Sin embargo, todos estos ingredientes se dan cita en lo que modestamente aspira a relatar en primera persona las sensaciones de un mundele (hombre blanco) cualquiera que un buen día llega al Congo para vivir y trabajar en él, aprender conociendo gente y lugares, y perdiéndose de vez en cuando por lugares no siempre transitados por sus colegas mundeles.

 

portada nueva.jpg

Reflexiones de un filósofo aficionado
Enrique D. Zattara 

Enrique D. Zattara, escritor, periodista y crítico argentino radicado en UK ha publicado a través de su carrera más de veinte libros en los más variados géneros, pero sobre todo nunca ha dejado de pensar acerca de aquellas incógnitas que nos preocupan a todos y de algún modo clasificó  Kant: qué somos, adónde vamos, cómo debemos actuar en  nuestra vida. Muchos de esos pensamientos los fue desarrollando en un blog que tituló con el nombre que hoy lleva este libro. Algunos están en su libro Libreta de apuntes (2008) y otros los fue publicando en diversos medios de España, o fueron parte de sus estudios de Grado en Filosofía por la UNED de Madrid.

En su conjunto, abarcan casi cuarenta años, lo que podría resultar un rejunte ecléctico, pero sin  embargo de su lectura conjunta se desprende claramente la continuidad de unos ejes sobre los que, evidentemente, ha transcurrido siempre su

pensamiento: cuál es el punto de vista a través del que la Realidad se configura como tal, y -como tituló uno de los cuentos de su primer libro- De la dura relación entre el arte y la vida. Que, en el fondo, vienen a ser lo mismo.

logo ensayo.png
ensayo
barra2.png